Preparamos la piel para la radioterapia


Preparamos la piel para la radioterapia

Hola a todos! El otro día llegó una amiga-paciente a la farmacia, que estaba con tratamientos de radioterapia, pues le habían descubierto un cáncer de mama. Y la verdad es que ha sido todo un ejemplo, pues nunca ha perdido la sonrisa y siempre con muy buen humor.

También recuerdo que hace un par de meses, cuando hablando me comentó que tenía cáncer, ¡¡de repente a mí me saltaron las “luces de alarma” pues ella es una persona que le gusta muchísimo las plantas!! y además se trata mucho con plantas y con aceites esenciales.

Por lo que le advertí, que tenía que tener mucho cuidado con lo que se tomaba, pues se sabe que hay plantas que interaccionan con los tratamientos de quimioterapia, haciendo que éstos sean aún más tóxicos de lo que son o que hacen que éstos no funcionen como debe de ser. Así que os aconsejo siempre CONSULTAR CON UN FARMACÉUTICO sobre las plantas que tomáis.

¿En qué consiste radioterapia?

La radioterapia utiliza radiación para dañar al ADN de las células cancerosas, produciéndoles pequeñas roturas, evitando que dichas células cancerosas crezcan y que se sigan dividiendo y… finalmente causándoles la muerte.

El problema de la radioterapia, es que a la vez que “liquidamos” a las células tumorales, también se ven afectados los tejidos sanos cercanos a la zona donde se desarrolla el cáncer. Y aparecen los efectos secundarios, que dependerán de la sensibilidad de la persona a la radioterapia, la dosis que le den… etc.

Uno de los principales efectos secundarios de la radioterapia es la radiodermitis (son reacciones en la piel), y es cuando aparecen quemaduras. Además con más sesiones de radioterapia la zona se va pigmentando y manchando la piel (la verdad es que dentro de lo que cabe, es lo de menos).

Aquí os aconsejo es el uso de aceite esencial quimiotipado de Niaulí, este aceite es radioprotector, evita que se pigmente la zona (y se manche la piel) ¡¡ y por supuesto, evita que salga la quemadura!!

Si os van a dar radioterapia, os recomiendo el siguiente protocolo:

cuando te levantes aplica 1 gota de aceite esencial quimiotipado de árbol del té junto con 4 gotas de Niaulí sobre la zona LIMPIA a radiar y 30 minutos antes del tratamiento volver a aplicar otras 2 gotas de la misma mezcla. Recordar que este aceite tiene que aplicarse SOLO, aunque se le denomina aceite, ¡¡en realidad no tiene ningún componente graso!! y se absorberá muy rápido y de esta manera preparamos la piel.

cuando vuelvas de la radioterapia, mezcla unas gotas de la mezcla anterior con 4 gotas de aceite vegetal de caléndula, que es antiinflamatorio, cicatrizante y te calmará la quemazón y el dolor. Aplícate esta sinergia entre 4 a 5 veces al día, ¡¡verás que bien te sienta!!

cuando vuelvas a darte la sesión de radioterapia, lava muy bien la zona, para quitar los restos del aceite vegetal de caléndula, ¡¡ y vuelve a aplicar SOLO la sinergia del aceite de Niaulí y el árbol de té!! Y así… comenzamos de nuevo todo el proceso.

A las personas que les hemos recomendado este protocolo, les ha ido “requete bien” pues, no han tenido lesión en la piel o ha sido insignificante después de la radioterapia.

Pero si no sabías de la existencia de estos aceites y ya tienes lesión en la piel por la radioterapia, la puedes recuperar con otra fórmula, apunta:

  • Aceite Esencial de Manzanilla Romana (3 ml)
  • Aceite Esencial de Espliego Macho (2 ml)
  • Aceite Vegetal de Rosa de Mosqueta (5 ml)
  • Aceite Vegetal de Germen de trigo (3 ml)
  • Aceite Vegetal de Caléndula (7 ml)

Aplicar esta mezcla de 3 a 5 veces al día, hasta que se recupere el tejido dañado.

¿Sabéis en qué consiste la eficacia de esta sinergia?

Para empezar se utiliza la Manzanilla pues es antiinflamatorio y calma el dolor, por ello se usa cuando tenemos una lesión de este tipo en la piel, a su vez el espliego macho tiene una función antipruriginosa, analgésica, antibacteriana (con las radiodermitis, uno de los problemas es que se infecten y el espliego macho lo va a impedir).

Por último utilizamos 3 aceites vegetales como la rosa de mosqueta (es reparadora, da elasticidad a la piel), caléndula (cicatrizante, antiinflamatoria) y el germen de trigo (que va a nutrir esa herida).

Insisto en que si seguís con tratamiento de radioterapia, esta sinergia hay que quitársela muy bien con agua antes de ir a recibir una sesión de radioterapia, sólo la usaremos después de la sesión y si hay lesión en la piel y se suprime el uso de esta fórmula, cuando hayamos recuperado la zona.

Cada vez que conozco más los aceites esenciales, ¡¡ me gustan más, soy muy fan de ellos!

¿Y tú aún no piensas en verde?


Referencias:

Apuntes del curso de aceites esenciales en oncología de Laura Mestres.

Schnaubelt K.The Healing Intelligence of Essential Oils: The Science of Advanced Aromatherapy 2011 Healing Arts Press.

Tisserand R. and Young R. Essential Oil Safety: A Guide for Health Care Professionals 2013 Churchil Livingstone.

Giraud-Robert AM. The use of the essential oil of Melaleuca quinquenervia in the prevention of radiodermitis in breast cancer. Phytothérapie 2004; 3:72-76.

Publicado el Escrito por admin en Fitoterapia (Plantas que curan) Deja tu comentario

Añade un comentario